Previsión meteorológica para Alcorcón

El Tiempo Alcorcón

domingo, 23 de diciembre de 2012

Paseo por la Venta de la Rubia en una tarde invernal

Después de varios días nubosos, la tarde ha salido bastante soleada y agradable, lo que invitaba a dar un paseo por los parajes que rodean la finca de la Venta de la Rubia.
Los campos en esta época del año viven una gran calma, lo que sirve de relajación para el visitante. Los animales están menos activos, se muestran menos y también hay menos gente en el campo. Sólo los sonidos lejanos de las escopetas rompían la monotonía del sonido ambiental.
Tomo la bicicleta y cojo el camino que sale justo detrás de la rotonda de Tres Aguas.
En este camino ya me encuentro las primeras aves: Lavanderas blancas.
Llego a la primera arboleda, y sólo alcanzo a ver a las sempiternas urracas. Prosigo mi camino y llego a la segunda arboleda, la que más me gusta. Paro un rato pero no veo demasiadas aves. Se ve algún solitario colirrojo tizón y algún pequeño bando de pinzones vulgares, aún con el plumaje de invierno. A lo lejos resuena el reclamo ruidoso de un pito real.
Como no ha demasiado movimiento, me pongo en marcha de nuevo. Bordeo la finca de la Venta de la Rubia y sigo por el camino paralelo a la valla. Dentro de la finca, se pueden ven grandes bandos de pinzones vulgares. Es un ave muy común en Europa, y en Alcorcón, aunque se puede ver todo el año, es ahora cuando hay un mayor número de individuos, ya que muchos proceden del norte del continente. También me encuentro alguna que otra cogujada al pie del camino.
Llego al primer encinar y me quedo un rato observando. La misma quietud que en otros lugares. Tan sólo el estruendo de un numeroso grupo de grajillas rompe el silencio del lugar. No las he contado, pero hay muchísimas, volando por encima de la finca en grupo. Y, como no, urracas.
Doy media vuelta y regreso por el mismo camino hasta llegar de nuevo a la arboleda donde estuve detenido un rato, pero antes de llegar, una hermosa garza real surca el cielo con su majestuoso vuelo. Quiero ver mochuelos. En breve va a anochecer y es hora de empiecen a salir. Me quedo un rato esperando pero no hay suerte. Algún colirrojo, algunos pinzones, pero no veo mochuelos. El sol ya está bastante bajo y empiezo a notar que la temperatura ha comenzado a descender bruscamente. Ya no es la temperatura agradable de cuando inicié mi andadura. Prosigo mi camino de regreso andando. A escasos metros de mí, un ave que había escapado a mi vista sale de un árbol: Un mochuelo. Unos metros más allá, en otro árbol cercano, misma cosa. Y como no hay 2 sin 3, un poco después otro mochuelo. Ya sabía yo que aquí los iba a ver. Pero el solo bajo y de frente junto con los colores miméticos del mochuelo, y los troncos retorcidos de los árboles me impidieron verlos a tiempo para deleitarme con su visión. Simplemente me fascinan.
Tomo ya el camino de vuelta y un sonido llama mi atención. Miro al cielo y ahí está un grupo de 17 grullas en su típica formación de punta de flecha pasando encima de mi. Y unos metros más a la izquierda un grupo mayor de unos cien individuos, repitiendo formación y con destino suroeste que pasa por encima de los campos de Alcorcón. A buen seguro se dirigirán a Extremadura, a pasar el invierno para tomar fuerzas de cara a la época de cría que tendrá lugar en latitudes más septentrionales que la nuestra. Unos metros más adelante, me topo con un pinzón real, el primero que veo en Alcorcón. Con esta sorpresa termina mi visita a esta zona una tarde cualquiera de Diciembre.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Tercer año de blog

Parece que fue ayer y ya llevamos 3 años de blog contando mi particular visión las aves de Alcorcón. Si en estos 3 años de blog alguna persona se ha sentido atraída por conocer la fauna alada y no alada de nuestro municipio, habré dado el esfuerzo por bueno. Y no digamos si encima ha llevado alguna acción de protección.
La noticia que ha convulsionado el municipio ha sido la de Eurovegas. Ese macroproyecto que nos va a hacer ricos a todos y va a traer la prosperidad a todas las familias de Alcorcón. A las cifra me remito: Más de 200.000 puestos de trabajo según nuestros políticos. Es decir, toda la población de Alcorcón, contando población activa, niños, estudiantes y jubilados, tendrían cabida como croupiers, camareros, personal de limpieza, seguridad... En este fastuoso proyecto. Y aún sobrarían puestos de trabajo. Gracias señor Adelson y gracias señores políticos por pensar siempre en nosotros. Por supuesto estoy ironizando, por si alguien no se ha dado cuenta. Simplemente escuchando estas cifras tan irreales, ya desconfío del proyecto.
Vayamos a lo que nos gusta, los animales en general y las aves en particular y recapitulemos los eventos ocurridos en el blog en los últimos 12 meses.
El tercer año lo comencé con un post acerca de los comederos y nidos. Es una forma sencilla de ayudar a las aves sin salir de casa. En Marzo, hablamos del milano negro, esa bonita rapaz que nos visita cada año y que utiliza los campos de Alcorcón para cazar, haciendo, a veces, incursiones en la ciudad. En Julio, nos dimos una vuelta por Las Presillas, y hablamos del zampullín común y de cómo ha llegado a criar en nuestro municipio. También de la gallineta común, un ave muy habitual de nuestros "humedales" y que también cría.
Ya en Agosto, despedimos a los vencejos. También relatamos lo que se siente en el corazón del pinar de las Presillas en una noche cualquiera.
En Septiembre, aún pudimos ver golondrinas y aviones comunes y narramos el paso de los papamoscas cerrojillos.
Y por último, nos deleitamos con el fascinante vuelo de 3 buitres leonados sobre los edificios de Alcorcón.
Iniciamos aquí el cuarto año esperando contarte muchas más cosas acerca de nuestras aves.