Previsión meteorológica para Alcorcón

El Tiempo Alcorcón

martes, 16 de marzo de 2010

Los primeros aviones comunes del año

Esta tarde, he observado los primeros ejemplares de avión común en nuestro municipio. En principio, sólo he visto un individuo solitario, aunque luego han aparecido 2 más. No son muchos, ciertamente, pero no tardarán en llegar más. De hecho, no debe quedar mucho para empezar a ver golondrinas comunes, sobre todo a las afueras, y los ruidosos vencejos, sin duda alguna, uno de los habituales sonidos del verano. Su reclamo es sinónimo de época estival. En otro momento dedicaré un post a los diferentes sonidos emitidos por estas 3 especies para que podais diferenciarlas.
Volviendo a los aviones comunes, he observado colonias en la zona de Fuente Cisneros y en los Castillos de San José de Valderas. En este último sitio, no tenían pudor en bajar a por la tierra del parque para construir sus nidos mientras los niños jugaban alrededor. Desconozco cómo les está afectando la construcción del mastodóntico CREAA. Una vez concluido, habrá que evaluar si siguen anidando allí o si ha desaparecido la colonia.
En resumen, poco a poco se van viendo signos en la Naturaleza del cambio de estación, y Alcorcón no es ajeno a los mismos.

domingo, 14 de marzo de 2010

Un paseo por la zona norte de Alcorcón

Hoy hemos vuelto a disfrutar de un gran día así que esta mañana madrugué y me acerqué a dar un paseo por el campo por la zona norte de Alcorcón. Como ya he dejado claro en mis posts, esta es mi zona preferida en Alcorcón para pasear y ver pájaros. De hecho, diría que es casi la única. Por eso espero que no se lleve a cabo el plan del ayuntamiento de urbanizar toda esta zona.

Desde esta zona, había una impresionante vista de la sierra toda nevada. Me adentré por un camino con el coche y lo dejé aparcado junto a una zona arbolada. Los pitos reales se hacían notar y pude contar hasta 4 ejemplares de esta especie. Su plumaje verdoso con la mancha roja detrás de la cabeza le hace ser un pájaro muy bonito. Sigo andando y me encuentro con un carbonero común. Más adelante, es un petirrojo el que se va escondiendo entre las ramas. Debe tratarse de algún individuo que está pasando ya sus últimos días en nuestro municipio antes de emigrar al norte de nuevo. En esta zona, existen muchas madrigueras de conejo y no tardo mucho en encontrarme varios individuos. Prosigo mi camino, ya fuera de la arboleda y me encuentro un par de perdices, sin duda, una de las aves más abundantes de esta zona. Es imposible, practicamente, andar por esta zona de Alcorcón sin toparte con ellas. Llego a una segunda arboleda donde hago un pequeño descanso. En esta arboleda, hace unos años, me topé con un grupo de escribanos hortelanos, una de las mayores sorpresas que me he llevado por esta zona. Un numeroso grupo de pinzones vulgares levanta el vuelo a mi paso. Los machos aún están con el plumaje invernal. Durante mi estancia aquí, no dejan de revolotear por los árboles. Una pareja de pitos reales (Abundantísimos aquí) se posan en el tronco de un árbol y se mantienen inmóviles durante largo tiempo mientras los observo. Unos árboles más allá, un pequeño grupo de estorninos negros descansa exhibiendo su brillante plumaje. Además de esto, veo 3 grajillas posadas en otro árbol. Normalmente, a las grajillas sólo las veo en los meses invernales en esta zona de Alcorcón, por lo que me imagino que ya les debe quedar poco para que se vayan.

Mientras tanto, no dejo de observar el cielo en busca de los milanos negros o de alguna otra rapaz, como pudiera ser aguililla calzada o buitre negro, pero no hay suerte. A los milanos y las aguilillas calzadas aún habrá que esperar algunos días o semanas antes de que podamos verlos ciclear por nuestros campos. Todo llegará, como cada año.

sábado, 13 de marzo de 2010

Un breve paseo por La Balsa

Esta mañana decidí aprovechar la llegada del primer fin de semana primaveral para acercarme a La Balsa. La Balsa es una pequeña extensión de agua que se encuentra muy cerca del Opción, justo entre éste y la M-506 y la M-50.
Nunca antes había estado, pero tenía ya ganas de acercarme, puesto que me parece un sitio poco frecuentado donde podría encontrar alguna sorpresa animal. No es un sitio idílico, por estar junto al Parque Oeste y rodeado de carreteras, pero parece que no recibe muchas visitas. Sin embargo, una vez allí, te das cuenta de la cantidad de suciedad que hay en el agua producto del poco civismo de la gente, y de los graffitis.
Sea como fuere, a las 8 de la mañana, no había ni un alma. Antes de llegar, pasó por encima una rapaz que no me dió tiempo a ver. ¿Sería un ratonero? Podría ser, ya que parece pronto para que hayan llegado milanos negros o aguilillas calzadas a Madrid. Al llegar, un par de abubillas me dieron la bienvenida. Siempre es agradable encontrarte con este hermoso pájaro. Sigo andando y puedo ver mirlos, palomas torcaces y urracas. Una de ellas, la ha tomado con un mirlo y anda volando detrás de él, pero el mirlo tiene un vuelo más rápido y ágil y consigue darle esquinazo. Algún que otro pajarillo se me cruza por el camino, pero no me da ni tiempo a identificarlos.
Sigo andando y llego a la laguna. A pesar de la suciedad, veo algunos ejemplares de ánade azulón, algunos de los cuales levanta el vuelo a mi paso. También se ven gallinetas que corren entre la vegetación y fochas. La sorpresa me la llevo un poco más adelante: ¡Una garza real! Rodeada de carreteras y de naves comerciales, una garza real busca alimento en las aguas de La Balsa. Y parece que no está a disgusto. Nada más que por su encuentro ha merecido venir a este sitio.
Sigo andando para dar la vuelta a la laguna y no vuelvo a ver muchas más aves. Tan sólo destacar un pito real que con su reclamo mitad risa burlona mitad relincho de caballo no pasa inadvertido mientras se encuentra asido al tronco de un árbol. De los cormoranes y gaviotas que nos han acompañado durante los meses más fríos, tan sólo diviso un ejemplar de gaviota sombría, por lo que me imagino que ya han iniciado su viaje de retorno a los lugares de cría.
De esta forma concluye mi corto paseo por esta desconocida zona de Alcorcón.

lunes, 1 de marzo de 2010

Los sonidos de Marzo en un parque cualquiera

Hemos pasado un invierno duro. Mucho frío, nieve y mucha lluvia. Apenas hemos disfrutado de unos pocos días de sol. Precisamente estas circunstancias hacen presagiar que tendremos una primavera muy fertil para las plantas y que habrá mucho alimento para las aves y los animales en general, a poco que el sol sea un poco generoso.

Estamos en Marzo, las temperaturas parece que han dado un pequeño respiro así como la lluvia, y esta circunstancia ya se puede apreciar en la Naturaleza y en nuestros parques en particular. Dando un simple paseo por un parque cualquiera de Alcorcón, podremos ver cómo los verdecillos andan ya algo nerviosos y se les pueden escuchar los trinos para atraer a las hembras. Su trino es inconfundible y es como éste:



Seguimos nuestro paseo y descubrimos (Mejor dicho, oimos) a un par de carboneros comunes que, alternativamente, hacen sus llamadas para delimitar el terreno. Se trata de un ave muy territorial, que no duda incluso en retar a los humanos cuando se están aproximando en exceso a sus dominios. Su canto es como éste:



Cae la noche y comienza uno de mis cantos favoritos, el del mirlo común. Es un canto tranquilo, muy melodioso y aflautado. Se les puede escuchar incluso a altas horas de la madrugada. El canto sería tal que así:



La próxima vez que pasees por un parque, acuérdate de prestar atención a los cantos de las aves y verás cómo encontrarás alguno de estos.