Previsión meteorológica para Alcorcón

El Tiempo Alcorcón

domingo, 26 de diciembre de 2010

Paso migratorio de grullas

Los meses de Noviembre y Diciembre son los meses que utilizan las grullas europeas para viajar hasta España en busca de alimento en los duros meses del invierno.
La mayor parte viajan hasta Extremadura y, en su viaje hasta allí, muchas de ellas surcan el cielo de Alcorcón.
Su formación en "V" y su incansable reclamo las hace inconfundibles.
Esta tarde, un grupo de unos 60 individuos ha sobrevolado Alcorcón, en dirección suroeste. Posiblemente volaban en busca de las bellotas que ofrecen las dehesas extremeñas.

Sobre mitos

Mito:
1. m. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.
2. m. Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal.
3. m. Persona o cosa rodeada de extraordinaria estima.
4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.mito2.
5. m. Ave paseriforme de la familia de los Páridos, con plumaje blanco, negro y rosado y larga cola blanca y negra. Es común en España y vive en los bosques, donde construye nidos cerrados de forma inconfundible.
Si preguntásemos a la gente qué es un mito, un porcentaje muy cercano al 100% harían referencia a los primeros 4 significados extraidos del diccionario de la RAE.
Muy pocos harían referencia al significado del ave paseriforme.

Este singular pajarillo, de aspecto simpático, de larga cola y cuerpo menudo, es un gran desconocido del público en general. Sin embargo, es un pájaro bastante cercano a nosotros, adaptado a vivir en la ciudad sin ningún problema. En Alcorcón, está presente en los pinares periféricos de la zona norte y en muchos de los parques que hay por la ciudad, durante todo el año, alimentándose de insectos cuando abundan y de semillas cuando escasean estos. Su costumbre de estar siempre escondido entre las ramas de los árboles y arbustros, le hace pasar desapercibido. Suele delatarle su agudo reclamo y su larga cola en comparación con su pequeño y redondeado cuerpo. No es raro verlos en pequeños grupos, revoloteando de rama en rama mientras emiten su reclamo, siendo ésta la forma más fácil de detectarlos

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Un año de blog

Ha pasado ya un año desde que me decidí a iniciar un modesto blog que tratase de hacer ver a los ciudadanos de Alcorcón y de otras ciudades similares de la importancia de cuidar nuestro entorno. La crisis del ladrillo ha significado un respiro para muchos ecosistemas pero aún hay mucho por hacer. Todavía queda mucha gente deseando construir allí donde durante siglos ha habido un ecosistema equilibrado que da cobijo a innumerables formas de vida vegetal y animal. Nosotros, en Alcorcón tenemos nuestro particular ladrillazo que no es otro que el Distrito Norte. Un proyecto ideado para que unos pocos se enriquezcan a costa de los que tenemos que pagar luego las hipotecas. Y también para que el Ayuntamiento saque un dinero que malgastar posteriormente. Una vez hecho esto, ni nos quedará dinero ni nos quedará Naturaleza. Así de triste es la "sociedad del progreso".
La verdad es que no quiero hablar de temas políticos, pero, desgraciadamente, los políticos son una amenaza para el medio ambiente y es justo y necesario hablar de ellos.
Retornando al tema de las aves, que es un tema mucho más amigable y agradable, desde este humilde blog he tratado en el último año de hacer ver al no iniciado de las posibilidades que, aunque parezca mentira, puede ofrecer una ciudad como Alcorcón para el avistamiento de animales, aves en concreto.
Estrené el blog con la mención del avistamiento de grullas surcando los cielos de Alcorcón en su viaje migratorio hacia el sur. Después comenté una escena urbana protagonizada por un cernícalo vulgar y unas urracas. He comentado la presencia de aves invernantes como las gaviotas reidoras y sombría, el petirrojo o el colirrojo tizón. Conté la llegada de las cigüeñas a nuestro municipio, así como de los vencejos comunes y aviones comunes. Conté cómo suena un parque urbano en Marzo con los carboneros comunes, verdecillos y mirlos comunes. Hablé sobre otros pequeños pajarillos como los carboneros garrapinos o herrerillos comunes. En Mayo conté mi sorprendente encuentro con un aguilucho cenizo en la zona sur de Alcorcón y el tamborileo de un pico picapinos.
Ya en Agosto, conté la marcha de los vencejos comunes y del paso de los abejarucos.
En Septiembre, narré un paseo por la Venta de la Rubia, y las especies animales que salieron a mi paso.
Así mismo conté el encuentro con un agateador común urbanita. Y rematé con el avistamiento siempre agradable y sorprendente de una garza real en los márgenes de la A5.
Como podeis observar, en este resumen del año se incluyen más de 20 especies de aves. A estas hay que sumar, las mencionadas de alguna manera pero no incluidas en el resumen y a las que me queda por dedicar un post. Eso será el año que viene.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Una garza real en la A5


Sorprendería ver una garza real saliendo del margen de una carretera tan transitada por la A-5. Pero más sorprendería si eso ocurriese a pocos cientos de metros del Parque Oeste o de Tres Aguas. Eso fue lo que ocurrió esta tarde, en la A5, a la altura del cementerio de Alcorcón. Una garza real, levantó el vuelo a escasos metros de la autovía para sorpresa y deleite de los conductores que pasábamos en aquel momento por el lugar. Al levantar el vuelo, cruzó la autovía y se perdió, a baja altura, tras las colinas del Parque Ciudad de Mayarí.
No es nueva ni extraña la presencia de garzas reales en Alcorcón. Yo las he visto únicamente en 2 puntos; en La Balsa (Pequeña laguna junto al Opción) o en el Parque Ciudad de Mayarí.Son lugares con agua que no tienen demasiada afluencia de público.
La verdad es que es un deleite poder ver un ave tan grande y portentosa en una ciudad tan ruidosa y contaminada como la nuestra.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Un colirrojo tizón


Os presento hoy otro de esos pajarillos que viene a visitarnos en los meses fríos del año, el colirrojo tizón. Su hábitat natural son los roquedos, aunque no desdeña las construcciones humanas para hacer sus nidos. En Alcorcón, es un ave rara de observar en primavera y verano, pues no encuentra su hábitat natural cerca, pero en otoño e invierno, es posible encontrar ejemplares de esta especie en las zonas naturales de Alcorcón y en parques periurbanos. Esto no es raro si pensamos que España recibe una gran población de colirrojos tizones del norte de Europa.
Quizás resulte un ave algo difícil de identificar a simple vista, por sus colores oscuros, pero enseguida le reconocerás si inicia el vuelo, momento en que muestra su cola roja que le hace inconfundible. Además, si es macho, tendrá unas manchas alares blancas.
Su primo el colirrojo real es más difícil de ver, tan sólo le podremos observar en paso migratorio durante el otoño.
Esta mañana tuve la ocasión de observar uno, encaramado en la valla de un colegio. Nada más iniciar el vuelo, mostró su inconfundible cola rojiza. Una especie más que hay que añadir a la de visitantes invernales de Alcorcón.

domingo, 17 de octubre de 2010

Un paseo con varias sorpresas

Si algo he aprendido estos años de afición a las aves, es que tienes que estar preparado siempre para realizar observaciones. El momento más insospechado es el elegido, muchas veces, para que algún ave entre en escena inesperadamente. Esto puede ocurrirte en tu lugar de trabajo, en tu casa, cuando bajas a comprar... En definitiva, los observadores de aves debemos ir siempre atentos al cielo y a casi todo lo que se mueve a nuestro alrededor.
Esta mañana salí a montar en bici con uno de mis hijos para dar una vuelta por la ciudad. Cuando nos encontrábamos cerca de la estación de Alcorcón Central, alcé la vista y hallé una rapaz que sobrevolaba a cierta altura sobre la A-5. Primera sorpresa en el camino. Como no llevaba intención de toparme con ningún animal alado de cierta importancia, no llevaba los prismáticos (Gran error de un aficionado a la observación de aves), con lo que no pude averiguar con certeza de qué se trataba. A tenor de la coloración blanquecina de las alas, podría tratarse de un busardo ratonero, pero no descarto que se tratase de un milano real, lo que hubiera supuesto mi primera observación de esta rapaz en nuestro municipio. Y no sería de extrañar, pues los campos de Castilla están viviendo ahora una invasión de estas rapaces que vienen de latitudes más septentrionales de Europa a pasar un invierno más templado.
Un rato más tarde, nos topamos con un grupo de lavanderas blancas. Estas no son una sorpresa, pues son fáciles de divisar cerca de las fuentes de nuestra localidad. Pero siempre es agradable verlas.
Cuando ya nos encontrábamos en el camino de retorno, nos topamos con la segunda sorpresa de la mañana: Una pareja de papamoscas cerrojillos cerca del Hospital. La sorpresa estriba en que es raro encontrar un ejemplar de esta especie por esta zona a estas alturas de año. Normalmente, cada año se produce un paso masivo de ejemplares hacia el sur, de tal forma que es facilísimo observarlos en los parques de Alcorcón o en la periferia. Pero este paso es de escasa duración, y suele ocurrir en el mes de Septiembre. Por eso, encontrar uno en la segunda quincena del mes de Octubre es extraño. Debe tratarse de ejemplares rezagados y aislados.
Después de esta sorpresa, aún nos quedaba otra, no muy lejos de allí. Esta vez era un agateador común el que se dejaba ver ante nuestros ojos. Como es típico de esta especie, se encontraba trepando por el tronco de un árbol. No es un ave muy fácil de observar, ciertamente. Suele ser esquiva y sus colores la suelen camuflar muy bien en los árboles. Ya había visto ejemplares en las Presillas y en los jardines de los Habitats, pero debido a su dificultad para verla fue un bonito colofón a la mañana.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Otoño en la Venta de la Rubia

Este fin de semana ha sido el primer fin de semana del otoño. Las temperaturas nocturnas están empezando a ser bajas, pero las diurnas aún son muy agradables. La tarde de hoy invitaba a salir, por lo que tomé mi bici y me marché a la Venta de la Rubia. Lo primero que uno divisa al llegar son palomas torcaces y urracas (A éstas no hace falta salir de la ciudad para verlas). Enseguida, llaman la atención los restos que evidencian la presencia de conejos por todo el camino. No recuerdo haber visto tantos rastros de conejos otros años. Prosigo mi camino y paso junto a una arboleda y me llevo la primera alegría: Un papamoscas cerrojillo que huye a mi paso y vuela de rama en rama.

En nuestras tierras, sólo se ve a este pájaro en el mes de septiembre, cuando están en paso en su camino hacia el sur. Cuando están en paso, se ven con una gran facilidad. Incluso en los jardines de Alcorcón pueden ser visto. El mes de septiembre está terminando por lo que deben ser de los últimos ejemplares que siguen en paso.
Abandono la arboleda y sigo mi camino hasta llegar a uno de los encinares de esta zona. Este es uno de los mejores lugares para observar aves en la Venta de la Rubia. A mi paso empiezan a verse torcaces, pitos reales y cotorras argentinas. También otro papamoscas cerrojillo, éste más confiado pues se posa en una rama cercana y le puedo observar a placer. Además, empiezo a ver los primeros conejos, en gran número.

Abandono el encinar y prosigo bordeando la finca de la cuadra Rosales. Los conejos salen a mi paso a ambos márgenes del camino. Nunca había visto tantos. Si hay tantos conejos, ¿habrá depredadores? En los meses de primavera-verano están los milanos negros y las aguilillas calzadas, pero, ¿quien hace esta labor en esta época? Tras hacerme esta pregunta, prosigo mi camino y hallo mi respuesta apenas unos cientos de metros más adelante. De una encina, surge un hermoso busardo ratonero. Tengo que reconocer que no había tenido oportunidad de ver uno en esta zona todavía, aunque, debido a que es una rapaz muy común en España, no era raro pensar que la Venta de la Rubia y, en general, toda la zona norte de Alcorcón, es un gran cazadero para esta ave y para las rapaces de mediano y gran tamaño que buscan alimento en campos abiertos.

El busardo se aleja algo y se mete en la finca cercada pero comienza a ciclear por lo que puedo observarlo con mis prismáticos.
Prosigo mi camino para dar la vuelta y volver por otro lado, teniendo que atravesar otro encinar, diferente al anterior. En este encinar, salen un bando de 9 perdices y una liebre. Además, un pequeño grupo de 4 grajillas, me sobrevuela con su inconfudible reclamo. Pasado el encinar, un ciclista me adelanta y, unos metros más adelante, hace levantar el vuelo a 5 aves de mediano tamaño que estaban al borde del camino, tomo mis prismáticos pero apenas me da tiempo a ver qué son: ¡Sisones en Alcorcón!. El sisón es un ave esteparia muy difícil de ver en Alcorcón. Sin embargo, vemos que es posible verlas aquí. Lástima que el ciclista no me hubiera adelantado más tarde.
Prosigo mi camino, esta vez algo contrariado por el inesperado encuentro.
Un poco más adelante, un cernícalo vulgar levanta el vuelo desde el suelo a mi paso. Es uno de los reyes de la zona. Aquí encuentra alimento suficiente como para mantener una buena población. Es un ave de gran belleza, como todas la rapaces.
En el camino de regreso paso a ver algunos nidos de mochuelo, pero no consigo ver a ninguno de ellos. Cosa rara, porque son muy abundantes en la zona.
Ya cerca de Tres Aguas, veo los primeros rastros de las obras que el equipo de Gobierno del municipio pretende realizar en el Distrito Norte, con las que pretende arrasar esta zona natural de Alcorcón y convertirla en una zona residencial-industrial. La conversión de los terrenos naturales de la zona norte de Alcorcón en el pomposo Distrito Norte responde a cuestiones económicas para corregir la desorbitante deuda de nuestro Ayuntamiento. Los políticos son votados para gestionar los recursos del municipio, entre los que se incluyen los medioambientales. Utilizar estos recursos para remediar las malas gestiones políticas realizadas durante años es poco inteligente y supondrá la desaparación de una importante colonia animal y vegetal que no tiene culpa de ello. Tenemos que empezar cambiar de mentalidad con respecto al medioambiente. Parece que éste está al servicio del hombre cuando en realidad somos parte del mismo y tenemos que ser respetuosos con él. Buscar un equilibrio medioambiente-ser humano nos es fácil, pero nuestro ayuntamiento, desde luego, suspende con creces.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Primeros petirrojos


Si agosto significó la marcha de la mayoría de las aves estivales que han pasado la primavera y el verano entre nosotros, septiembre significa la llegada de los primero contingentes de aves invernantes en nuestro país, y en nuestra localidad.
Un ejemplo de ave invernante en nuestra localidad, que se deja ver, sobre todo oir, en nuestros jardines es el petirrojo.
Esta mañana, he podido ver el primer petirrojo de la temporada. Un precioso ejemplar apostado en un alambre.
Es un ave de pequeño tamaño y ciertamente esquiva, difícil de ver en nuestros jardines, aunque su reclamo no deja de escucharse durante el otoño y el invierno. Estará con nosotros hasta el mes de Marzo, cuando emigrará hacía posiciones más septentrionales.
Aquí te dejo el reclamo del petirrojo. Si te fijas la próxima vez que salgas a la calle, es posible que lo escuches.

domingo, 22 de agosto de 2010

Abejarucos en paso sobre Alcorcón


El abejaruco es un ave con uno de los plumajes más vistosos que podemos disfrutar en España. Pasa los inviernos en África y los veranos en Europa. Muchos de los ejemplares que vienen al viejo continente lo hacen a la Península Ibérica. Como ocurre con otras especies, nos encontramos en pleno paso migratorio de los abejarucos hacia el sur. Después de haber pasado parte de la primavera y del verano entre nosotros y de haber traido su descendencia en alguno de los taludes que existen en los márgenes de algunos ríos, toca regresar a los cuarteles de invierno en África.
En estos días estamos asistiendo al paso de ejemplares sobre el cielo de Alcorcón. El pasado viernes vi los primeros ejemplares, ayer volví a ver más y hoy han vuelto a pasar a pocos metros de los edificios de nuestra ciudad (Vivo en un último piso con lo que los puedo ver a placer). Se trata de pequeños grupos de 2-3 ejemplares que emiten continuamente su inconfundible reclamo.



Ciertamente no me paso el día mirando al cielo, pero la emisión de su reclamo mientras vuelan me hacen levantar la vista y localizarlos fácilmente.
Aparte de verlos en Alcorcón en paso, alguna vez los he visto en las copas más altas de los árboles que están en los márgenes del arroyo que hay en el parque de las Presillas.
Espero que este post te haya sacado de la duda si tú también los has escuchado o visto volando sobre la ciudad.
(Nota del día 25/8: Esta mañana he seguido viendo volar abejarucos)
(Nota del día 31/8: Esta tarde, un grupo de 13 individuos amenizaba los campos de cultivo que hay junto al ensanche sur con sus continuos planeos y vuelos rasantes en busca de insectos)

martes, 3 de agosto de 2010

¡Hasta el año que viene!

Nos encontramos en plena época estival. Las calles en Alcorcón están más vacías que nunca y el tráfico en Madrid es soportable. Agosto es el mes donde España se paraliza por vacaciones (O al menos solía ser, porque la verdad, se paraliza cada vez menos). Pero también es el mes donde comienzan las migraciones de muchas aves que han pasado el verano en la península, han dado a luz a sus crías y ahora vuelan hacia el continente africano para pasar allí el invierno.
Algunas de estas aves han sido vecinos de Alcorcón en los pasados meses y ahora comienzan a abandonarnos. Tal es el caso de las cigüeñas, las golondrinas, los aviones comunes (Aunque a estos es posible verlos incluso en Septiembre), los milanos negros que han estado campeando por la zona norte de Alcorcón (¿Qué se encontrarán estos milanos cuando el año que viene regresen? Espero que la crisis dé una tregua y no se encuentren su zona de campeo llena de máquinas por el Distrito Norte), las aguilillas calzadas que han hecho lo propio o los vencejos comunes, que nos han estando alegrando las tardes estivales con sus estruendosos vuelos y persecuciones. Es el curso de la vida.
Esta mañana la temperatura era algo más fresca que en días pasados y, al salir a la terraza, he notado que algo faltaba en el paisaje. Eran los vencejos. Si en Abril llegaron en bloque y de manera súbita, ahora hacen lo mismo al marcharse. Las tardes de verano no volverán a ser lo mismo sin ellos.
Habrá que esperar de nuevo a Marzo o Abril para volverlos a ver en nuestros cielos. Qué tengais buen viaje. Os esperamos el año que viene.
*Nota del día 6/8/10* Una cigüeña acaba de sobrevolar mi casa, por tanto éstas siguen aquí.

viernes, 28 de mayo de 2010

Y también herrerillos comunes


La lista de aves avistadas en los parques de nuestra ciudad sigue creciendo. Hoy le ha tocado el turno a un herrerillo común que, furtivamente, picoteaba de un trozo de pan que alguien habría arrojado a un jardín para alimentar gorriones. Allí estaba él, con su diminuto cuerpo y sus vistosos colores picoteando el pan. Siempre me ha parecido un ave algo esquiva, por lo que me ha extrañado mucho verlo en pleno jardín de una plaza. Es lo que tienen las aves, las puedes encontrar donde menos te las esperas.
Pertenece a la familia de los páridos, junto con los carboneros comunes y garrapinos, que ya hemos comentado en alguna ocasión que se pueden ver en nuestra ciudad y el herrerillo capuchino, que aún no he visto en nuestro municipio pero que, a buen seguro, encontraré en las zonas arboladas del norte que lindan con la M-40.

domingo, 23 de mayo de 2010

El tamborileo del pico picapinos en Alcorcón


Esta mañana me he llevado la grata sorpresa de escuchar el tamborileo de un pico picapinos desde mi terraza. El sonido proviene de la arboleda que hay en la piscina del Club Parque de Lisboa. Ya en alguna ocasión, hace tiempo, divisé algún ejemplar por la zona, encaramado en las ramas más altas de los árboles.
El tamborileo del pico picapinos suena así:



Su reclamo se escucha, principalmente, en primavera. En Alcorcón, podemos encontrarlo, aparte de en algún parque urbano, en la zona de las presillas y en las masas arbóreas de la zona norte.
Otro pariente suyo, aprovecha la misma arboleda para vivir y también es escuchado, a menudo, desde mi casa. Se trata del pito real, muy abundante en toda la zona de campos del norte, en algunos parques periurbanos e, incluso, en algún parque más interior de la ciudad.

lunes, 17 de mayo de 2010

¡Un aguilucho cenizo en Alcorcón!


La primera vez que vi uno de ellos fue en Segovia, en uno de los campos de cereal que circunda la ciudad de Sepúlveda. Aquel día, sentí una envidia sana de los lugareños de la zona por la posibilidad de poder disfrutar de un ave tan bella. Y pensé que para verla otra vez tendría que recorrer una cierta distancia en coche.
Afortunadamente, hoy el tiempo me ha quitado la razón. Me encontraba en los campos de trigo, aún verdes, que existen entre el Ensanche Sur y la M-50. Francamente, cuando vi aquella rapaz merodeando por los trigales, ni se me pasó por la cabeza que pudiera ser un aguilucho cenizo. Mi primer pensamiento fue el de un milano negro, muy abundante por la zona. Pero algo no me cuadraba. Las partes inferiores eran demasiado claras. ¿Un milano real, quizás? pensé. Pero esa cola es demasiado larga y estrecha, y sus alas, demasido finas para un milano. Tomé los prismáticos y pude confirmar que aquello era un aguilucho cenizo, un precioso macho con el dorso gris prospectando los campos en busca de comida. Ciertamente, no es un hábitat ideal para un aguilucho. Sí, una gran extensión de terreno de cultivo pero rodeado de carreteras, gruas, coches, humo... Finalmente, tras dar varias vueltas y deleitarme con alguna pirueta aérea, el ave cruzó la M-50 se marchó en dirección Fuenlabrada.

Se trata de un ave rapaz que pasa los inviernos en África y la época nupcial la pasa en España. Es una de las pocas rapaces españolas que hace un nido en el suelo, en medio de campos de cereal, normalmente. Eso hace que cada año, existan muchas bajas entre sus polluelos pues son arrollados por las cosechadoras.
No creo que el macho de esta mañana tuviese su nido en la zona, pues creo que es demasiado poco tranquila para que esta especie nidifique. Sin embargo, es una excelente noticia, que una de las aves joya de nuestra fauna venga a los campos de cereal de nuestro municipio en busca de comida.
Las 2 fotos que incluyo para ilustrar el texto son tomadas en Alcorcón. En la primera, se puede ver al aguilucho sobrevolando el campo con las gruas del ensanche sur al fondo. En la segunda, se puede observar al aguilucho sobrevolar el campo de cereal, a una cierta distancia.
Cada vez queda menos campo en Alcorcón. Cada vez tenemos más asfalto y ladrillo. El futuro no es nada halagüeño, con el proyecto del Distrito Norte cernido sobre la flora y fauna de nuestra localidad. Por eso, ratos como el de esta mañana han de ser disfrutados al máximo. Espero, que mis hijos y mis nietos, puedan disfrutar nuevamente en el futuro, del vuelo de un aguilucho cenizo sobre los campos de Alcorcón. Cascallana mediante.

domingo, 11 de abril de 2010

Los vencejos comunes acuden a su cita anual


Como cada año, Abril se convierte en el reencuetro de los vencejos comunes con muchísimos municipios de la península ibérica tras su estancia invernal en África. Todos los años, por estas fechas, se produce la llegada en bloque de estas aves, de manera súbita, poco escalonada. Pasa de no haber, a encontrarlos de un día para otro. Hoy, día 11, he notado ya su presencia en Alcorcón. Si reparas en ellos, notarás que los reclamos que emiten te serán familiares y te recuerdan al verano.



Son, sin duda, uno de los sonidos de la época estival. ¿Verdad que los has escuchado?
Estarán con nosotros hasta comienzos del mes de Agosto, aproximadamente, y se irán de igual forma que llegaron, de manera súbita, habiendo disfrutado de la bonanza de insectos voladores que hay en esta época en nuestro país. Son por tanto, unos animales muy beneficiosos para el hombre.
Un consejo: Si encuentras alguno tirado en el suelo, ayúdale a despegar, con cuidado. A veces, si toman tierra por alguna razón, son incapaces de despegar debido a la longitud de sus alas y a sus cortas patas.

martes, 16 de marzo de 2010

Los primeros aviones comunes del año

Esta tarde, he observado los primeros ejemplares de avión común en nuestro municipio. En principio, sólo he visto un individuo solitario, aunque luego han aparecido 2 más. No son muchos, ciertamente, pero no tardarán en llegar más. De hecho, no debe quedar mucho para empezar a ver golondrinas comunes, sobre todo a las afueras, y los ruidosos vencejos, sin duda alguna, uno de los habituales sonidos del verano. Su reclamo es sinónimo de época estival. En otro momento dedicaré un post a los diferentes sonidos emitidos por estas 3 especies para que podais diferenciarlas.
Volviendo a los aviones comunes, he observado colonias en la zona de Fuente Cisneros y en los Castillos de San José de Valderas. En este último sitio, no tenían pudor en bajar a por la tierra del parque para construir sus nidos mientras los niños jugaban alrededor. Desconozco cómo les está afectando la construcción del mastodóntico CREAA. Una vez concluido, habrá que evaluar si siguen anidando allí o si ha desaparecido la colonia.
En resumen, poco a poco se van viendo signos en la Naturaleza del cambio de estación, y Alcorcón no es ajeno a los mismos.

domingo, 14 de marzo de 2010

Un paseo por la zona norte de Alcorcón

Hoy hemos vuelto a disfrutar de un gran día así que esta mañana madrugué y me acerqué a dar un paseo por el campo por la zona norte de Alcorcón. Como ya he dejado claro en mis posts, esta es mi zona preferida en Alcorcón para pasear y ver pájaros. De hecho, diría que es casi la única. Por eso espero que no se lleve a cabo el plan del ayuntamiento de urbanizar toda esta zona.

Desde esta zona, había una impresionante vista de la sierra toda nevada. Me adentré por un camino con el coche y lo dejé aparcado junto a una zona arbolada. Los pitos reales se hacían notar y pude contar hasta 4 ejemplares de esta especie. Su plumaje verdoso con la mancha roja detrás de la cabeza le hace ser un pájaro muy bonito. Sigo andando y me encuentro con un carbonero común. Más adelante, es un petirrojo el que se va escondiendo entre las ramas. Debe tratarse de algún individuo que está pasando ya sus últimos días en nuestro municipio antes de emigrar al norte de nuevo. En esta zona, existen muchas madrigueras de conejo y no tardo mucho en encontrarme varios individuos. Prosigo mi camino, ya fuera de la arboleda y me encuentro un par de perdices, sin duda, una de las aves más abundantes de esta zona. Es imposible, practicamente, andar por esta zona de Alcorcón sin toparte con ellas. Llego a una segunda arboleda donde hago un pequeño descanso. En esta arboleda, hace unos años, me topé con un grupo de escribanos hortelanos, una de las mayores sorpresas que me he llevado por esta zona. Un numeroso grupo de pinzones vulgares levanta el vuelo a mi paso. Los machos aún están con el plumaje invernal. Durante mi estancia aquí, no dejan de revolotear por los árboles. Una pareja de pitos reales (Abundantísimos aquí) se posan en el tronco de un árbol y se mantienen inmóviles durante largo tiempo mientras los observo. Unos árboles más allá, un pequeño grupo de estorninos negros descansa exhibiendo su brillante plumaje. Además de esto, veo 3 grajillas posadas en otro árbol. Normalmente, a las grajillas sólo las veo en los meses invernales en esta zona de Alcorcón, por lo que me imagino que ya les debe quedar poco para que se vayan.

Mientras tanto, no dejo de observar el cielo en busca de los milanos negros o de alguna otra rapaz, como pudiera ser aguililla calzada o buitre negro, pero no hay suerte. A los milanos y las aguilillas calzadas aún habrá que esperar algunos días o semanas antes de que podamos verlos ciclear por nuestros campos. Todo llegará, como cada año.

sábado, 13 de marzo de 2010

Un breve paseo por La Balsa

Esta mañana decidí aprovechar la llegada del primer fin de semana primaveral para acercarme a La Balsa. La Balsa es una pequeña extensión de agua que se encuentra muy cerca del Opción, justo entre éste y la M-506 y la M-50.
Nunca antes había estado, pero tenía ya ganas de acercarme, puesto que me parece un sitio poco frecuentado donde podría encontrar alguna sorpresa animal. No es un sitio idílico, por estar junto al Parque Oeste y rodeado de carreteras, pero parece que no recibe muchas visitas. Sin embargo, una vez allí, te das cuenta de la cantidad de suciedad que hay en el agua producto del poco civismo de la gente, y de los graffitis.
Sea como fuere, a las 8 de la mañana, no había ni un alma. Antes de llegar, pasó por encima una rapaz que no me dió tiempo a ver. ¿Sería un ratonero? Podría ser, ya que parece pronto para que hayan llegado milanos negros o aguilillas calzadas a Madrid. Al llegar, un par de abubillas me dieron la bienvenida. Siempre es agradable encontrarte con este hermoso pájaro. Sigo andando y puedo ver mirlos, palomas torcaces y urracas. Una de ellas, la ha tomado con un mirlo y anda volando detrás de él, pero el mirlo tiene un vuelo más rápido y ágil y consigue darle esquinazo. Algún que otro pajarillo se me cruza por el camino, pero no me da ni tiempo a identificarlos.
Sigo andando y llego a la laguna. A pesar de la suciedad, veo algunos ejemplares de ánade azulón, algunos de los cuales levanta el vuelo a mi paso. También se ven gallinetas que corren entre la vegetación y fochas. La sorpresa me la llevo un poco más adelante: ¡Una garza real! Rodeada de carreteras y de naves comerciales, una garza real busca alimento en las aguas de La Balsa. Y parece que no está a disgusto. Nada más que por su encuentro ha merecido venir a este sitio.
Sigo andando para dar la vuelta a la laguna y no vuelvo a ver muchas más aves. Tan sólo destacar un pito real que con su reclamo mitad risa burlona mitad relincho de caballo no pasa inadvertido mientras se encuentra asido al tronco de un árbol. De los cormoranes y gaviotas que nos han acompañado durante los meses más fríos, tan sólo diviso un ejemplar de gaviota sombría, por lo que me imagino que ya han iniciado su viaje de retorno a los lugares de cría.
De esta forma concluye mi corto paseo por esta desconocida zona de Alcorcón.

lunes, 1 de marzo de 2010

Los sonidos de Marzo en un parque cualquiera

Hemos pasado un invierno duro. Mucho frío, nieve y mucha lluvia. Apenas hemos disfrutado de unos pocos días de sol. Precisamente estas circunstancias hacen presagiar que tendremos una primavera muy fertil para las plantas y que habrá mucho alimento para las aves y los animales en general, a poco que el sol sea un poco generoso.

Estamos en Marzo, las temperaturas parece que han dado un pequeño respiro así como la lluvia, y esta circunstancia ya se puede apreciar en la Naturaleza y en nuestros parques en particular. Dando un simple paseo por un parque cualquiera de Alcorcón, podremos ver cómo los verdecillos andan ya algo nerviosos y se les pueden escuchar los trinos para atraer a las hembras. Su trino es inconfundible y es como éste:



Seguimos nuestro paseo y descubrimos (Mejor dicho, oimos) a un par de carboneros comunes que, alternativamente, hacen sus llamadas para delimitar el terreno. Se trata de un ave muy territorial, que no duda incluso en retar a los humanos cuando se están aproximando en exceso a sus dominios. Su canto es como éste:



Cae la noche y comienza uno de mis cantos favoritos, el del mirlo común. Es un canto tranquilo, muy melodioso y aflautado. Se les puede escuchar incluso a altas horas de la madrugada. El canto sería tal que así:



La próxima vez que pasees por un parque, acuérdate de prestar atención a los cantos de las aves y verás cómo encontrarás alguno de estos.

domingo, 7 de febrero de 2010

Por San Blas...


El día 3 de Febrero es el día de San Blas. Según el famoso refrán, por esas fechas, deberíamos empezar a ver en la Península las primeras cigüeñas que regresan de África. Eso si no se han quedado entre nosotros, como hacen muchas de ellas, cada vez más, que prefieren pasar el invierno en España. En el caso de Alcorcón, desde hace algunos años, tenemos una pareja de cigüeñas que ha escogido la iglesia de Santa María La Blanca para anidar. Estamos muy lejos de las colonias que albergan ciudades como Alcalá de Henares, pero, la escasez de edificios monumentales hace imposible que Alcorcón albergue una gran colonia. Podemos considerarnos unos privilegiados de poder disfrutar de sus majestuosos vuelos en nuestro municipio. Pero, si Alcorcón no es una ciudad que invite a estas aves a hospedarse, ¿qué puede atraerlas? Sin duda alguna, los campos de cultivo que existen en la zona de Las Presillas pero, sobre todo, en la zona norte de Alcorcón (zona de la Venta de la Rubia), les proporcionan gran cantidad de alimentos. Durante un paseo primaveral por la zona norte no será difícil toparse con la solitaria cigüeña, o quizás con su pareja, en busca de algún mamífero, insecto, anfibio o incluso de algún pequeño pajarillo. Por ello, esta zona juega un papel crucial en el anidamiento de cigüeñas en nuestra ciudad. Si el proyecto del Distrito Norte sale adelante, las cigüeñas quizás pierdan el único punto de atracción que las hace regresar año tras año a Alcorcón. Podríamos volver a quedarnos sin cigüeñas, como ocurrió hace unos años y quizás para siempre.
Hoy, 7 de Febrero, caía la noche y he podido divisar casi en la oscuridad la silueta de las 2 cigüeñas que, fieles a su cita anual, han regresado a nuestro municipio. Y miro el calendario y pienso, "por San Blas...."

viernes, 5 de febrero de 2010

Nuevo encuentro con un cernícalo en la ciudad


Tengo que reconocer que el cernícalo es un ave que me fascina. Por ello, los encuentros con algún ejemplar siempre me alegran el día. Hoy he vuelto a encontrarme otro en plena ciudad. Pero esta vez, el encuentro ha sido algo diferente al resto. Normalmente les suelo ver en pleno vuelo, pero esta vez estaba camuflado en las terrazas de la calle Porto Cristo. He podido darme cuenta porque ha empezado a emitir su típico reclamo. Rápidamente, he ido a buscarlo a las antenas y azotea del edificio de enfrente, pero no daba con él. Sin embargo el reclamo seguía. Al final han sido un par de urracas quienes le han delatado. Han llegado hasta su posición en una terraza y han empezado a atosigarle. Era un macho, que se ha ido hasta otra posición. Las urracas han vuelto a volar hasta allí y el cernícalo se ha tenido que marchar de la zona sin lograr su objetivo. ¿Cual sería éste? Me imagino que capturar algún pajarillo. Como ya comenté en otro post, los fríos hacen que la comida habitual de esta ave, los insectos, escaseen, por lo que en la ciudad encuentra otro de sus platos preferidos, las pequeñas aves, con facilidad. Además, en la ciudad puede pasar más desapercibido para sus presas.

martes, 2 de febrero de 2010

Gaviotas en Alcorcón

Como decía la famosa canción, aquí no hay playa. ¿Y qué? También podemos ver gaviotas, pese a estar a centenares de kilómetros de la costa. Eso sí, tiene que ser en invierno. Cada invierno, miles de gaviotas buscan refugio en humedales del interior de España. Basta echar un vistazo al cielo al amanecer para verlas volar desde sus dormideros hasta las zonas donde van a pasar el día ingiriendo comida. En los alrededores de Alcorcón, podemos verlas durante el día en el Parque de Polvoranca, en los alrededores de éste y en la zona de la Balsa (Pequeño lago artificial que está junto al Parque Oeste y que queda debajo de la M-50). Cuando empieza a anochecer, comienza el trasiego en sentido inverso, desde estas zonas donde han pasado el día hasta los dormideros. Se las suele ver en grupos pequeños de pocas decenas, y suelen verse bastantes grupos con lo que, a diario, varios centenares de estas gaviotas surcan los cielos de Alcorcón. A veces, pasan unos pocos metros por encima de los edificios, haciéndonos disfrutar de sus bonitas estampas individuales y colectivas.

Son 2 los tipos de gaviotas que se pueden ver sobrevolando Alcorcón: Por un lado está la gaviota sombría, que es muy parecida a la gaviota patiamarilla que nos solemos encontrar en la costa y, por otro lado, tenemos la gaviota reidora, que es una gaviota más pequeña.

viernes, 15 de enero de 2010

Mi primer Carbonero garrapinos en el centro de Alcorcón

Por supuesto que no es el primer carbonero garrapinos que me encuentro. Pero sí es el primero que veo en plena ciudad de Alcorcón. En concreto, era una pareja. Los había visto ya en Las Presillas, en el denso pinar. Este es su hábitat preferido. Sin embargo, nunca en un jardín dentro del casco urbano. Desconozco si son aves sedentarias o aves que han emigrado a la ciudad en busca de algún grado más de temperatura o de más alimento. Tendré que estar atento en los meses de primavera-verano para ver si aún están en la ciudad.
Su parecido con el carbonero común me hizo pensar que se trataba de uno de ellos. Los he visto muchas veces por nuestros jardines y, sobre todo, escuchado. Pero sin embargo, el ejemplar de esta mañana, revoloteaba de rama en rama de la conífera de un jardín hasta que apenas se ha puesto a 2 metros de mí, mostrando una confianza que pocas veces (O ninguna) había visto en su primo el común. Ahí he podido ver que su tamaño era apreciablemente menor que el de un carbonero común y que sus colores son más apagados que los de estos. En fin, se confirma una vez más, que una ciudad no es sólo reducto de gorriones y palomas.