Previsión meteorológica para Alcorcón

El Tiempo Alcorcón

domingo, 25 de diciembre de 2011

Comederos y nidos artificiales

Las primeras semanas del invierno son una época perfecta para colocar un comedero o un nido artificial en tu terraza, y poder atraer aves.
Con el frío intenso, es complicado encontrar algún insecto que llevarse al pico y tampoco encontrarán semillas que sí aparecerán en las estaciones posteriores. En las ciudades, esta situación se minimiza pero la colocación de un comedero en un balcón no será rechazada por las aves. El gorrión es el pájaro más descarado de nuestras ciudades, por ello, será un visitante fijo. En menor medida, carboneros y herrerillos podrían hacer acto de presencia, pero sería muy raro.
En el comedero se pueden colocar semillas, como las que se utilizan para alimentar los canarios domésticos, copos de avena, bizcocho desmenuzado, pan desmenuzado... En los meses de cría, conviene retirarlos, pues la sabia Naturaleza ya proporciona el suficiente alimento como para abastecer la demanda de nuestros alados amigos. Además, podría generarles una falsa sensación de abundancia que podría cortarse bruscamente en el caso de unas vacaciones o de cualquier otro motivo por nuestra parte y hacer peligrar sus nidadas en marcha motivada por esta sensación de sobreabundancia.
Es importante que los comederos estén muy bien sujetos en la terraza de forma que no puedan caer al vacío y causar algún daño. También es importante que los comederos estén hechos de tal forma que no entre agua en la comida.
Si estás interesado en hacer un comedero, te recomiendo que te leas el libro "Como Atraer a los Pajaros a su Balcon o Jardin", escrito por Elisabetta Gismondi, de la editorial De Vecchi. En él hay ejemplos para construir un comedero. Además, en internet se pueden conseguir muchas ideas.
Respecto a los nidos, los pájaros los utilizarán a partir de Febrero-Marzo, pero conviene ir colocándolos ya para que se vayan acostumbrando a su presencia y no les resulte extraño en el momento en el que empiecen a buscar un hueco para criar. Lo mejor es una caja nido, dispuesta en un sitio tranquilo.
En internet existe mucha información al respecto con ideas. Por ejemplo, SEO/Birdlife posee una página con información: http://www.seo.org/media/docs/cajasnido2.pdf.
Las cajas nidos proporcionarán un lugar seguro y cómodo para que los pájaros sigan manteniendo sus poblaciones en la ciudad y aportando todos sus beneficios. Así que si tienes tiempo, anímate.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Segundo año de blog

El año 2011 está a punto de concluir y también es hora de hacer balance de los últimos meses ornitológicos en Alcorcón. Nuestro segundo año de blog comenzó hablando de unos singulares pajarillos, los mitos. A los pocos días narrábamos como un bando de grullas sobrevolaba los cielos de Alcorcón.
Ya en el año 2011, en febrero contábamos la llegada de las cigüeñas y cómo los mirlos celebraban la cercanía de la primavera. Marzo fue un mes bastante fructífero. Conté como mosquiteros comunes en paso se dejaban por los jardines de Alcorcón y cómo sorprendí a un pájaro moscón tejiendo su nido. También narré un paseo por Las Presillas y el encuentro con una curruca capirotada hembra. Ya en Abril, durante un paseo por la zona norte encontré un numeroso grupo de cigüeñas alimentándose en los campos de cultivo y vi unos buitres negros revoloteando los cielos de Alcorcón. También narré como había muchas lavanderas boyeras por la zona también. Luego llegaron los vencejos.
En Mayo hablé de las perdices que se pueden encontrar en los campos de alrededor y conté como nota curiosa cómo una abubilla se dejó ver por los jardines y las calles de Alcorcón.
En Junio anduve observando mochuelos y hablé de las 2 especies de gorrión que se pueden ver en Alcorcón, el común y el molinero. En julio, fue el turno de las palomas torcaces.
En Agosto, llegó la hora de partir de algunas especies, como el vencejo. También conté como habían proliferado en algunos parques de Alcorcón una especie invasora: La cotorra argentina. En Septiembre, narré la observación de una aguililla calzada por los cielos de la zona norte y conté el paso migratorio de los papamoscas cerrojillos y las collalbas grises por nuestros campos y jardines y la llegada de los primeros petirrojos.
Y para cerrar, conté el sorprendente encuentro con un ejemplar albino de gorrión común en Fuente Cisneros.
Espero que el año 2012 sea igual de productivo que el 2011.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Un gorrión albino en Fuente Cisneros

Esta tarde, andaba observando unos gorriones comunes que chapoteaban en un charco. Uno de los pájaros llamó mi atención por la coloración blanca de sus alas. ¿Que animal podría compartir baño con un grupo de gorriones comunes? Me acerqué a observar y cual fue mi sorpresa al ver que se trataba de un gorrión albino. No era un caso de albinismo total, sino parcial, sólo las alas.
Se trata de la primera vez que veo uno. No es un hecho muy frecuente, ni en esta especie ni en muchas otras. Pero el caso es que, en la Naturaleza, ocurre que, a veces, algún especimen entre miles carece de la pigmentación, total o parcial, características de esa especie.
La coloración del pelo o de las plumas juega un papel fundamental en la supervivencia de los individuos albinos de una especie, ya sea depredador, que tendría mayores dificultades para pasar desapercibido y sorprender a sus víctimas, o presa, que se convertiría en una en un objetivo más fácil ante los depredadores por sus dificultades para pasar desapercibido. Por ello poseen una esperanza de vida menor que el resto de individuos de su misma especie.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Mi primer petirrojo del otoño


Como cada año, fieles a su cita invernal con nuestro país y con nuestro municipio, han llegado los primeros petirrojos de la temporada. Estos pequeños pajarillos serán los huéspedes en nuestros jardines urbanos y periurbanos hasta la llegada del mes de marzo, cuando retornarán al norte de Europa para traer su descendencia.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El paso migratorio de la collalba gris


Cada año, hacia el mes de Septiembre, se produce uno de los pasos migratorios más espectaculares de los que podemos ser testigos en Alcorcón. Durante días o semanas, los campos que circundan la ciudad reciben la visita esporádica de las collalbas grises en su paso migratorio hacia el sur, hacia África, para ser más exactos. Si realizas un paseo por la zona en estas fechas, no te será difícil observar a las collalbas, en gran número, como una plaga, oteando a su alrededor desde los innumerables arbustos de pequeño tamaño que utiliza a modo de posadero para cazar sus presas o, simplemente, vigilar la presencia de depredadores.
A las collalbas les encantan los terrenos secos de labranza, por eso para ellas, la zona norte de Alcorcón, supone un fantástico corredor hacia el sur en su movimiento migratorio donde. Además, encuentra gran cantidad de insectos, que forman su base alimentaria, a los que da caza desde estas pequeñas atalayas antes mencionadas.
En España, pueden ser vistas desde el mes de Abril hasta el mes de Octubre.

martes, 13 de septiembre de 2011

El paso postnupcial de los papamoscas cerrojillos


Después de unos meses donde la mayoría de las aves se han entregado en cuerpo y alma a la tarea de la reproducción, después de unos meses en los que los campos de España se han llenado de vivos colores y melodiosas notas que han alegrado la vista y el oído de los amantes de la Naturaleza, llega el mes de Septiembre.
Septiembre es un mes de cambio. Se va el calor, y llegan temperaturas más templadas. El campo se silencia y se respira una cierta tranquilidad en el comportamiento de las aves que hasta hace bien poco se mostraban activas y dispuestas a dejarse ver. Terminado el proceso reproductivo, ya no es necesario exhibir espectaculares plumajes ni melodiosos trinos para atraer a las hembras.
Descrito así, podría parecer que Septiembre es un mes insulso. Sin embargo, en este mes tienen lugar todavía acontecimientos naturales de gran espectacularidad, como la berrea o los grandes movimientos migratorios postnupciales de las aves. Estos movimientos, como ya describí en su momento, comenzaron en Agosto y tienen su continuación en Septiembre.
Uno de los movimientos migratorios más espectaculares que ocurren en el centro peninsular es el de los papamoscas cerrojillos. Su nombre se debe a que se alimenta de insectos voladores principalmente. Estos ágiles pajarillos, de plumaje con inconfundibles tonos blancos y oscuros, inundan nuestros campos desde finales de Agosto y durante la primera quincena del mes de Septiembre. En la segunda quincena e incluso en Octubre, se dejan ver pero en un número más reducido. Se ven por todos los lados, como si fuesen una plaga. Resulta curioso cómo en la primavera, apenas se ven en el centro peninsular en su viaje desde África hasta el continente europeo, ya que suelen ir a través del litoral mediterráneo, mientras en el viaje postnupcial hacia África, suelen atravesar masivamente la Península por la parte central y por el oeste.
Alcorcón no es ajeno ni mucho menos a este fenómeno. Si das una vuelta por los campos de alrededor, los verás sin ninguna dificultad. Y en plena ciudad, son menos numerosos y algo más esquivos, aunque están presentes en todos los jardines. Basta con buscarlos y seguro que los ves. Es inconfundible su plumaje y la manera en la que aletean mientras están posados, así como la caída típica de sus alas en reposo.

martes, 6 de septiembre de 2011

Aguilillas calzadas campeando en Alcorcón


El aguililla calzada es la más pequeña de las águilas que podemos encontrar en España. Es un ave migratoria que podemos observar desde el mes de Marzo hasta el mes de Septiembre, incluso de Octubre. En algunos puntos del sur de España llega a pasar el invierno.
Se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios e incluso de insectos si el hambre lo requiere.
El aguililla calzada, o simplemente calzada como es conocida por muchos, debe su nombre a las plumas que cubren sus tarsos hasta los dedos a modo de botas.
Posee 2 coloraciones bien diferentes que las hace parecer especies distintas. Por un lado está la llamada fase clara, donde las plumas inferiores de las alas son blancas a excepción de las puntas que son muy oscuras (El ejemplar de la primera foto corresponde a esa fase).Luego está la fase oscura, donde los ejemplares se parecen mucho a los ejemplares de busardo ratonero. En la parte inferior presentan una coloración parda oscura y en ellas se pueden apreciar dos inconfundibles manchas blancas en los hombros(La segunda foto corresponde a un ejemplar en esa fase).
No es una especie difícil de ver en Alcorcón o sus alrededores. Ahora en Septiembre es una buena época para hacerlo debido a movimientos de ejemplares juveniles y, sobre todo, a movimientos para aprovechar los territorios que han dejado libres los milanos negros que ya han emigrado. En nuestro municipio, su principal zona de campeo, como no, es la zona norte. Normalmente la he visto sobrevolar los terrenos que hay junto a la Venta de la Rubia. Y no sería de extrañar que anidara en alguno de los grandes árboles de esta finca. En la zona sur, menos frecuentada por mí, sólo tengo registrado un encuentro, que fue, curiosamente, sobrevolando la M-50, a muy baja altura. Pero no sería raro encontrarla en esta zona también.
En definitiva, esta hermosa rapaz se suma también a la lista de rapaces diurnas que campean por los campos de nuestro municipio. Sería una pena que el proyecto del Distrito Norte nos privara de sus hermosos planeos y su bonita silueta. Pero mucho me temo, que esta especie ya está también sentenciada por nuestros políticos.

lunes, 29 de agosto de 2011

Cotorras argentinas, esos vecinos invasores

Las especies invasoras, especies introducidas en un hábitat diferente al suyo por la acción humana, son junto con otros factores desequilibrantes de los ecosistemas (Contaminación, destrucción del hábitat, cambio climático...) un gran problema para multitud de especies autóctonas. Estas especies desplazan dentro de los ecosistemas a especies que llevan siglos arraigadas en un territorio.

Una de estas especies es la cotorra argentina. Las cotorras que vemos en España, proceden de sueltas accidentales e intencionadas. Este ave, ha mostrado una capacidad de adaptación muy grande y, hoy en día, es común verla en muchas ciudades, viviendo tanto en parques urbanos como en zonas periféricas. En estos sitios, encuentra ausencia de depredadores, comida y grandes árboles para nidificar.
Construye grandes nidos que sirven para que varias parejas saquen adelante a sus crías. Son, por tanto, aves gregarias.
Se alimentan de semillas, frutas y flores.
En Alcorcón, es fácil verla en los parques urbanos con grandes árboles, como el que hay junto a la Escuela de Música o en parques de Parque de Lisboa, donde se han establecido recientemente, en parques periurbanos, como el de Fuentecisneros, o en las zonas algo más alejadas de las zonas urbanas como en los pinares de la Venta de la Rubia o Las Presillas.
Soltar una mascota alóctonas puede tener graves repercusiones en los ecosistemas autóctonos. Es algo que jamás se debe hacer. Existen muchos ejemplos en España de especies de fuera que han terminado con la reducción de poblaciones de especies originarias de aquí, como el cangrejo americano, el visón americano, el mejillón cebra, la tortuga de Florida... Y la cotorra argentina pertenece también a este grupo de animales.

lunes, 15 de agosto de 2011

Hora de partir

A pesar de que aún queda más de un mes de verano, algunas de las múltiples especies que vinieron a nuestro país en primavera para tener su descendencia aquí, han decidido que ya es hora de partir hacia los cuarteles de invierno en el sur.

Una de las especies más madrugadoras es el vencejo común. El día 2 de Agosto, apenas se podían ver ya unos pocos ejemplares surcando por la mañana los cielos del Parque de Lisboa, mientras que por la tarde, sólo se veía algún ejemplar aislado. Viene súbitamente y se marchan de la misma forma. Y el día 3, ya no quedaba ni uno, al menos por la zona donde yo vivo.

También el abejaruco empieza a dejarse ver por los cielos de Alcorcón. Suelen ir en pequeños grupos. El primero de ellos lo vi el día 13.

El cambio de estación no queda lejos y las aves que ya cumplieron su objetivo reproductivo en nuestro país comienza a preparar el largo viaje de retorno al sur.

miércoles, 13 de julio de 2011

Torcaces

El caso de la paloma torcaz es el caso como el de otras especies animales que han sabido sacar partido de la convivencia con el hombre en la ciudad. Hace algunas décadas, yo no recuerdo haber visto palomas torcaces en Alcorcón. Sin embargo ahora, es una de las aves más comunes en nuestros jardines. La dieta de la paloma torcaz es meramente vegetal, por lo que grandes concentraciones de éstas en los campos de cultivo ocasionan grandes pérdidas para los agricultores.
En España existe una población sedentaria, cada vez mayor y existe otra población migratoria, que procede de los países del norte de Europa y que vienen a España en los meses más fríos. Eran característicos, los grandes bandos de torcaces procedentes de Francia que eran esperados en la frontera por los cazadores. Hoy en día, estos bandos son cada vez menos numerosos. Por contra, ciudades como Alcorcón, albergan una población de palomas torcaces cada vez más numerosa. La ausencia de depredadores, está ocasionando que aumenten ciertos problemas derivados del crecimiento descontrolado de esta especie.
En Alcorcón, suelen anidar en los grandes árboles de avenidas y jardines, compartiendo espacio con otra especie de su misma familia, la tórtola turca, que ha seguido un camino similar y de la que hablaré en otro post.

lunes, 13 de junio de 2011

Los gorriones de Alcorcón

Seguramente habrá pocas personas que no sean capaces de reconocer a un gorrión común. Para los urbanitas, se trata del pájaro de ciudad por excelencia. Ellos se sienten a gusto en las ciudades porque encuentran alimento, protección frente a depredadores y muchos huecos en las construcciones urbanas donde anidar. Y nosotros también podemos beneficiarnos de ellos gracias a que se alimentan de insectos, que a veces son muy molestos para el ser humano.

Hasta hace bien poco, apenas compartían la ciudad con otras especies. A día de hoy, las ciudades atraen cada vez más a otras especies de aves, que compiten por el espacio y el alimento, lo que está ocasionando que el número de gorriones comunes esté disminuyendo alarmantemente. Quizás otros factores también influyan, como la contaminación. No es algo que sólo ocurre en España, sino que practicamente es algo generalizado.
En la época de cría, utilizan casi cualquier hueco para anidar: Jardineras, farolas, huecos en la pared, chimeneas... Aunque a veces se encuentren muy cerca del paso de personas. Su dieta es bastante amplia, incluyendo insectos, semillas y restos comestibles que quedan por el suelo de la ciudad.
El macho y la hembra son diferentes en su plumaje.

Lo que muy poca gente sabrá, es que en las inmediaciones de la ciudad de Alcorcón y de muchas otras ciudades, alejados del tráfico, el ruido, la gente... Vive un pariente del gorrión común, bastante desconocido para el público general: El gorrión molinero.
Se trata de una especie de gorrión que habita en el campo. De aspecto muy parecido al gorrión común macho, es necesario fijarse muy bien para reconocerlo. Además, machos y hembras no se diferencian. Posiblemente, alguna vez lo hayamos podido ver y lo hayamos confundido con un gorrión común.
Su dieta se compone de semillas e insectos. Anida en agujeros.
Existen otras especies de gorriones, como el moruno o el chillón, pero que yo no he visto, al menos de momento, merodear por los campos de nuestra localidad.
Las fotos que acompañan este texto han sido tomadas por mí dentro del municipio de Alcorcón. La primera es un gorrión común macho y la segunda un molinero. En la primera se aprecia que el píleo (Parte superior de la cabeza) es gris, que en el caso del molinero es marrón, y posee un babero negro, que en el molinero es más reducido.

viernes, 3 de junio de 2011

El duende de la noche


Caen los últimos rayos de luz sobre los campos de la zona norte de Alcorcón. Me encuentro ubicado en una pequeña zona arbolada, inmóvil en mi coche, atento a todo cuanto acontece a mi alrededor. Desde aquí escucho las últimas notas del macho de la perdiz llamando a la hembra. Los últimos vuelos rasantes de los vencejos antes de ascender a las alturas a pasar la noche. Un milano negro sobrevuela la zona por última vez antes de ir a su dormidero. Como pequeñas sombras salidas de la nada, empiezan a aparecer los mochuelos comunes. Como duendes del bosque. Esta zona, se encuentra llena de agujeros que los pájaros carpinteros han ido haciendo a los largo de los años o de huecos que el paso del tiempo ha ido creando en los árboles más viejos y débiles. Estos agujeros son aprovechados ahora por los mochuelos como nidos. Casi cualquier agujero les vale. No lejos de aquí localicé un nido situado en un agujero en el suelo, en un pequeño montículo, al alcance de cualquiera. Por supuesto, por seguridad, omito dar más señas.
Observo varios ejemplares, moviéndose de árbol en árbol, tratando de probar fortuna en el arte de la caza.
Aunque hay varios ejemplares por la zona, me fijo sólo en uno de ellos. En el transcurso de 1 hora, ha utilizado 3 diferentes posaderos desde donde escudriña el suelo en busca de presas. Y no le ha ido nada mal. Ha hecho 13 lances y siempre regresa al nido para alimentar a sus crías. Después, regresa al posadero.
El mochuelo común es bastante abundante en los campos que rodean a la ciudad de Alcorcón, tanto en la zona de la Venta de la Rubia como en las Presillas. Incluso una vez observé uno atropellado en una calle de Alcorcón. ¿Puede haber mochuelos viviendo en algún parque de Alcorcón? Podría, aunque no los he visto.
Se alimenta principalmente de insectos y pequeños mamíferos, pero no hace ascos a pequeños pájaros, reptiles o anfibios. Son, por tanto, muy beneficiosos para el hombre.
De todas las rapaces nocturnas, es la más fácil de ver, incluso a plena luz del día. Varias horas antes del anochecer ya se le puede ver posado en algún árbol, piedra o poste. Cuando se siente amenazado, comienza un ritual estirándose y encogiéndose para luego buscar otro posadero donde se sentirá más seguro.
Este ave aglutina en su pequeño cuerpo toda la belleza de las rapaces nocturnas, sobre todo sus maravillosos ojos. Será una de las aves más afectadas por el desarrollo del Distrito Norte, pues es en esta zona donde encontramos la mayor población dentro del territorio municipal de Alcorcón.
Ha sido declarada Ave del Año 2011 por SEO-Birdlife (La Sociedad Española de Ornitología), para llamar la atención por el dramático descenso de su población, nada menos que un 40% en la última década. Desgraciadamente, el Distrito Norte va a aportar su granito de arena a este descenso.
En manos de nuestros políticos queda que podamos seguir disfrutando de su presencia por más tiempo. No es un gran consuelo, ciertamente.

lunes, 16 de mayo de 2011

Abubillas


Posiblemente sea una de las aves más espectaculares que podemos encontrar en nuestro país. Destacan en ella el contraste en su plumaje y una hermosa cresta que corona su cabeza. Sin duda, esta cresta es lo más llamativo de su fisionomía. Suele estar plegada, y mostrarla cuando se alarma. También es llamativo su largo, fino y curvado pico que le sirve para coger los insectos con los que se alimenta. Suele ser normal encontrarla en el suelo buscando insectos.
Es un ave migradora, que se marcha a África a pasar los inviernos, aunque cada vez es menos raro encontrarlas en nuestro país incluso en las estaciones más frías.
En Alcorcón, se puede ver en la zona norte de Alcorcón, en árboles o en el suelo cazando insectos. También puede verse en los parques de la periferia y más raramente en parques interiores.
Esta mañana, andaba en la terraza de mi casa pintando, cuando una abubilla se posó en la celosía. Apenas estuvo unos segundos, pues nada más verme, abrió su cresta y salió volando. Creí que estaba en un encuentro casual, pero lo cierto es que la pude ver en más ocasiones yendo y viniendo por mi calle, lo cual puede ser indicativo de que anida en algún parque del Parque de Lisboa y que espera o ya ha tenido descendencia.
Nota del 20/5: Esta tarde la he vuelto a ver, esta vez en unos jardines en pleno Parque de Lisboa. Andaba cogiendo insectos, y luego ha ido subiendo de terraza en terraza hasta llegar al noveno y perderse de vista.

viernes, 13 de mayo de 2011

La perdiz roja, la reina del Alcorcón agreste


Mayo es un mes fantástico para salir al campo a observar la Naturaleza. La zona norte de Alcorcón es, en su mayoría, un gran coto de caza. Como tal, una de las aves más abundantes es la perdiz roja. De esta zona, se decía que había la mayor densidad de liebres de toda España. No en vano, se dice que era uno de los cazaderos favoritos de Franco. Pero no sólo en esta zona de Alcorcón es posible encontrar perdices. También en los campos de cultivo de la zona sur, en los terrenos entre la M-501 y la A-5 o en la zona de las Presillas. Es por tanto, un ave bastante común, y ello a pesar de que año tras año se las da caza en algunas de estas zonas.
Toparte con perdices en la zona norte, zona de la Venta de la Rubia, no es complicado. Basta dar un pequeño paseo para observarlas bien a los lados del camino, o bien en el propio camino. A veces, se esconden en la hierbas altas o en los trigales de la zona, y sólo se escucha su incesante reclamo, que cesa con la llegada de la noche. Suele verse en grupos pequeños o en parejas.
El impacto de la construcción del Distrito Norte en la población de perdices será muy grande, ya que en esta zona reside la mayor parte de la población de Alcorcón. Es un hábitat ideal para vivir y de una gran extensión, con lo que las molestias se reducen y los atropellos son mínimos. En cualquier otra zona de Alcorcón, reciben más molestias humanas y se exponen más a morir bajo las ruedas de un coche, pues suelen tratar de huir a pie antes que hacerlo volando.
Como curiosidad, hace pocas semanas me incorporaba de la M-50 a la A-5 cuando una pareja de perdices atravesó la carretera de acceso correteando, como si de una pareja de humanos se tratara. Ni que decir que el susto fue grande y que tuve que reducir bastante la velocidad para no atropellarlas.

domingo, 17 de abril de 2011

Ya han llegado los vencejos


El día 17 de Marzo, ya se podían ver por los cielos de Alcorcón los primeros ejemplares de vencejo común que he visto este año. Por mi zona, vi un pequeño grupo de 5. Al día siguiente, volví a ver otros 2. Y así varios días. Pero no fue hasta el día 16 de Abril cuando llegó el gran grueso de vencejos al menos por mi barrio. Disfrutaremos de su presencia hasta finales de Julio o comienzo de Agosto, cuando iniciarán su largo viaje migratorio a África. Y durante todo este tiempo, no dejarán de amenizar las tardes con sus alocadas carreras y sus chillidos consumiendo, mientras tanto, cantidades ingentes de mosquitos.

martes, 12 de abril de 2011

Lavanderas boyeras


Pertenecientes a la familia de las Motacillidaes, la lavandera boyera está emparentada con la lavandera blanca, ave muy común en el mismo casco urbano de Alcorcón, de grácil andar y ágil vuelo, aunque posee unos colores mucho más vistosos.
A la lavandera boyera, deberemos buscarla en las afueras. En las zonas del arroyo del Parque de las Presillas o en los campos de cultivo de la zona norte. A veces se las puede ver merodear charcos formados por la lluvia en lugares limítrofes con las zonas urbanizadas de Alcorcón. Empezaremos a verla a partir de finales de Marzo y Abril, que es cuando regresa de su lugar de invernada, África. Normalmente, suelen regresar al lugar donde nidificaron el año anterior.
Se alimenta de insectos que captura en el suelo y, normalmente suelen estar agrupadas.
El macho tiene, en plena época nupcial, colores más vivos que la hembra, destacando el color amarillo de su pecho. Nidifican en el suelo, ocultando sus nidos para que pasen lo más desapercibidos posibles.

La Venta de la Rubia, llena de vida


Los grandes defensores del Distrito Norte consideran esta zona un terreno baldío, sin vida. Eso les da via libre para urbanizar indiscriminadamente y mantener sus conciencias tranquilas. La única razón para considerar esta zona así no es más que la ignorancia. Seguramente no hayan puesto un pie en esta zona en su vida.
Basta acercarse cualquier día a dar una vuelta para darse cuenta que esto no es así. Sobre todo en esta época, en que las diferentes especies animales se hayan más activas y expuestas a la vista.
En esta época, diferentes zonas están siendo preparadas para su cultivo. Esto es aprovechado por las cigüeñas blancas, que en gran número acuden a esta zona a alimentarse. También es posible ver a las perdices corretear por los campos, aquellas que han logrado escapar a las escopetas de los cazadores.
Un grupo de lavanderas boyeras, se alimentan en las zonas de cultivo. Es imposible que pasen desapercibidas con esos pechos tan amarillos.
Los trigueros andan en pleno apogeo nupcial y no paran de cantar. Son un auténtico espectáculo.
También se ven muchas urracas, omnipresentes en todo el territorio de Alcorcón.
Han llegado las golondrinas comunes, con sus vuelos veloces casi a ras de suelo tratando de cazar insectos al vuelo.
En los cielos, es fácil descubrir la figura de varias rapaces. Una de las más fáciles de ver es el cernícalo vulgar. Con la explosión de insectos con la primavera, andan entretenidos tratando de darles caza.
Hoy por ejemplo, además de cernícalos, pude ver algún busardo ratonero y algún milano negro.

Pero lo más sorprendente fue la presencia de 2 hermosos buitres negros, que cicleaban tranquilamente hasta que se marcharon dirección Fuenlabrada. No es la primera vez que los veo en esta zona. Utilizan estos terrenos para buscar algún cadáver y cumplir su función biológica.
Este ha sido mi breve paseo de poco más de una hora por estos "terrenos baldíos": Cigüeñas blancas, lavanderas boyeras, cernícalos vulgares, busardos ratoneros, milanos negros o buitres negros en acción a las afueras de Alcorcón. Y los políticos no lo quieren ver.

Cigüeñas que eligen Alcorcón para encontrar alimento


Era conocido por mí, y mencionado en este blog varias veces, que la zona norte de Alcorcón era crucial en la alimentación de la pareja de cigüeñas blancas que anida en la iglesia de Santa María la Blanca. No son pocas la veces que uno ha visto sobrevolar la A5 desde la iglesia al campo o viceversa, o las veces en que una solitaria cigüeña, o con su pareja, han sido vistas en los campos del norte de Alcorcón buscando alimento. Denunciado ha quedado en varias ocasiones, que la alteración de esta zona pondrá en grave riesgo la futura nidificación de la pareja de cigüeñas en nuestro municipio.

Lo que no sabía hasta hoy es que esta zona sirve de sustento para otras cigüeñas de municipios cercanos. Hasta 15 ejemplares había hoy congregados en un pequeño terreno que estaba siendo arado por un tractor. Mientras el tractor levantaba el terreno, las cigüeñas se dedicaban a dar cuenta de insectos, pequeños mamíferos o pequeños reptiles que el tractor dejaba al descubierto. Tengo que reconocer que para mí esto ha sido un hecho inesperado, pero que no hace sino demostrar que los terrenos de esta zona no son baldíos, sino de terrenos que albergan mucha vida. Es tiempo de elecciones. Espero que el partido que alcance el poder sepa proteger esta zona de la amenaza de urbanización.
Las fotos que acompañan este texto, son fotos tomadas por mí esta mañana a apenas unos pocos cientos de metros del Centro Comercial Tres Aguas.

jueves, 24 de marzo de 2011

Y ahora, currucas capirotadas


La verdad es que llevo un mes de marzo bastante bueno en cuanto a nuevos avistamientos de aves en Alcorcón. Si hace unos días comentaba mis encuentros con un pájaro moscón , un reyezuelo sencillo y un mosquitero común, hoy le toca el turno a una curruca capirotada. Anduve dando una vuelta por la Balsa y vino a posarse en un árbol junto a mí. Se posó un instante muy breve, insuficiente para sacar una foto, pero suficiente para observar perfectamente la boina marrón o capirote que define a las hembras de esta especie. Es este capirote el que da nombre a la especie, siendo marrón en la hembra y negro en el macho. Suele frecuentar los sotos, donde encuentra insectos con los que se alimenta. En primavera, su canto es uno de los más bellos, y es un primor escucharlo junto con el de otros pequeños pájaros de los sotos, como ruiseñores o chochines. Juntos forman una hermosa orquesta de la Naturaleza.
En la balsa, comparte hábitat con otras especies como mosquiteros comunes, mirlos, gorriones, lavanderas blancas... Hoy también le hacía compañía un solitario cormorán grande.
¿Cual será la siguiente nueva especie con la que me toparé?

domingo, 20 de marzo de 2011

Las presillas, un parque natural con mucha vida


Comienzo mi recorrido en la entrada al parque que hay desde el barrio de la Fortuna. Hasta aquí, he llegado en coche, por la M-40, tomando la primera salida en dirección al Barrio de la Fortuna y luego girando siempre a la derecha hasta llegar al parque.
Lo primero que uno encuentra es el pinar a la derecha y unas praderas junto con unos caminos que bajan al arroyo. Cojo un camino por la izquierda que baja hasta el arroyo paralelo a la valla.
Lo primero que se puede observar en las praderas son diferentes especies de aves. Verderones y verdecillos en las ramas de los árboles. En el suelo, plácidamente buscan alimentos un grupo de estorninos negros junto con un grupo de cotorras argentinas. También se ve algún ejemplar aislado de pinzón vulgar. Por supuesto, las omnipresentes palomas torcaces y urracas.
Prosigo la bajada y observo un pequeño bando de jilgueros. Hermoso pájaro éste. Varios mirlos se cruzan en mi camino alzando la voz de alarma. En una barandilla de madera, una hembra de tarabilla común aguarda a que me acerque para salir volando.

Llego hasta el cauce del arroyo y lo cruzo por un puente. Hay varios a lo largo del mismo, por lo que se puede cruzar en cualquiera de ellos. Tomo el camino hacia la derecha, dirección Alcorcón. Hay muchas zarzas que deben albergar una buena colonia de conejos, a tenor de los restos que dejan estos en forma de excrementos y agujeros excavados en el suelo. Hace años se veían bastantes, pero parece que, por los restos que se observan, su número ha aumentado. Quizás la mayor afluencia de público a expulsado a sus depredadores y, ya se sabe, que los conejos son muy prolíficos a la hora de dar descendencia. Varios pitos reales huyen despavoridos ante mi presencia. Una lavandera blanca corretea sobre los hilos de agua que hay en el cauce del arroyo. En varias ocasiones veo grupos de cotorra sobrevolando la zona. Ando mirando la arboleda en busca de mochuelos. Anidan en la oquedades hechas por los pájaros carpinteros en los árboles. Hace unos años era casi imposible no verlos. Desde hace algún tiempo, cada vez que voy me vengo sin haberlos visto. Me pregunto si tiene que ver con la mayor afluencia de público al parque. Pregunta sin respuesta, de momento.
Termina la valla y salgo a campo abierto. A mi izquierda, veo palomas torcaces en los campos de cultivos picoteando en el suelo. A la derecha, observo las obras de creación de un gran estanque. Tiene buena pinta, así que seguro que pronto observaremos otro tipo de aves viniendo a esta zona. Eso si no lo impedimos con nuestras actitudes incívicas, de sobra conocidas. Un par de gaviotas sombrías parecen estar haciendo el reconocimiento del nuevo humedal. Varios mirlos se esconden entre las retamas. Resulta curioso que este pájaro en la ciudad parece bastante confiado y, fuera de ella, sea todo lo contrario. Mejor le irá. Escucho los "maullidos" de 2 mochuelos en plena demarcación territorial. Bueno, no los he visto pero al menos sé que siguen por aquí.

Prosigo mi camino bordeando las obras y llego hasta el alcornocal, una de las joyas naturales más importantes, si no la más, de nuestro municipio. Se vuelven a escuchar los verdecillos. Observo con pavor los puntos de luz que el ayuntamiento ha instalado en esta zona del parque para poner farolas: Quieren convertir este bonito parque natural en otro parque urbano más. Eso significaría más gente, más basura, más ruido, más botellón, más molestias para la fauna... Siento ser radical en esto, pero esas farolas van a crear molestias a la fauna del lugar que lleva viviendo décadas en un LUGAR NATURAL. Además ya se sabe lo que pasa cuando se facilita en exceso el acceso a las personas: Lo acabamos destrozando todo. Qué mania con intentar artificializar las cosas naturales.
Después de este cabreo, un poco más adelante un numeroso grupo de aves donde veo cotorras argentinas, gorriones y estorninos negros vuelan de un lado para otro. No había visto nunca tantos estorninos negros juntos en Alcorcón. Sin duda, dice bastante de la salud de este parque. En esta zona, no sería raro encontrar lagartos ocelados, culebras bastardas, liebres, ratones.. Y no me extrañaría que hubiese otras especies de mamíferos como comadrejas, erizos..
Llego hasta la M-40 y me adentro en el pinar. Es un pinar fruto de la repoblación del hombre con ejemplares de un cierto porte. Aquí las aves se ocultan muy bien por lo que es complicado verlas e identificarlas. Varias palomas torcaces salen huyendo a mi paso, con el consiguiente susto. Veo un grupo pequeño de pajarillos. Me acerco hasta allí y resultan ser mitos. Uno de ellos, un juvenil, se acerca extraordinariamente a mí. Qué confiado. Prosigo mi camino a través del pinar. Tambien veo muchas urracas. Unos pasos más adelante escucho un enimágtico y agudo reclamo. Voilà, un nuevo avistamiento en Alcorcón: Reyezuelos sencillos. Intento sacarle unas fotos, pero la falta de luz dentro del pinar y lo inquieto que es este pájaro hacen que no salga ni una foto con una mínima calidad. Al menos me sirven para identificarlo. Intento en vano localizar algún búho chico (Se dice que pueden vivir aquí, aunque yo no he visto ninguno todavía) o cárabo o restos de estos, pero no hay suerte. Al cárabo solía verlo en el parque de los Castillos y calles aledañas buscando comida en las noches estivales. Y alguna vez lo he visto surcando los cielos de Alcorcón por la noche.

Prosigo mi camino. Me topo con algún trepador azul y algún agateador común. Ya casi saliendo del pinar, vuelvo a escuchar a los pitos reales y a verles volar de un lado para otro. Son muy abundantes aquí. Y más cotorras argentinas. Se ve que han colonizado perfectamente este lugar y se sienten como en casa.
Aquí termina mi caminata por el parque de las Presillas. He estado en 3 tipos diferentes de hábitats: Un primer hábitat típico de los sotos fluviales, el que tiene mayor abundancia y variedad de aves, un segundo de campo abierto y un tercero de pinar, que seguro que alberga más sorpresas. A estos se unirá el futuro humedal que está en construcción.
Es agradable ver la cantidad y variedad de aves. Espero que la mano del hombre no destruya lo que la Naturaleza ha tardado años en crear.

martes, 15 de marzo de 2011

Un arquitecto muy especial: El pájaro moscón


El pájaro moscón es un pájaro bastante desconocido para el público general. En Alcorcón, tenemos la suerte de poseer ejemplares que nidifican aquí. La característica más sorprendente de este pájaro, aparte de su peculiar coloración, es el nido que construye. Se trata de un nido tejido con fibras de origen vegetal y, ocasionalmente, de fibra animal, que pende de la rama de un árbol y tiene forma de bolsa. El nido posee un agujero en la parte superior que sirve de entrada y salida.
Esta mañana tuve la suerte de seguir las evoluciones, desde cierta distancia para no molestar, de un ejemplar que se encontraba construyendo un nido. Por seguridad, omitiré el lugar. Parecía bastante confiado, pues mi presencia no le impedía continuar con su labor.
Estos nidos, son construidos por el macho, quien realiza varios para que las hembras puedan elegir el mejor. Luego, estas se encargan de terminar la labor. Está por ver si estas aves se reproducen en nuestro municipio. Habrá que seguir las evoluciones de estos individuos en los meses venideros.
En definitiva, es una suerte poder contar con individuos de esta especie, peculiares no sólo en su coloración sino en las construcciones que realizan. Son unos auténticos maestros en arquitectura.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Mosquiteros en jardines de Alcorcón


Andaba esta tarde extasiado mirando unos mitos que andaban moviendose de rama en rama en el jardín que hay junto al portal de mi casa. Disfrutando de esta bonita ave y de una temperatura muy buena. Como ya comenté en un post anterior, el mito es un ave que se puede ver en prácticamente cualquier parque de nuestro municipio pero suele pasar bastante desapercibida Aprovechando la falta de hojas en los árboles, ahora es cuando mejor se las puede localizar.
Después de llevar un rato, aparece en escena otro pajarillo. Por forma y tamaño, pensé en un petirrojo. He visto y, sobre todo, escuchado bastantes este invierno en este mismo jardín, por lo que pensé que se trataría de uno. Cuando el ave bajó a un arbusto, observé que carecía del pecho anaranjado, propio del petirrojo. Además, su plumaje tenía tonos amarillentos, lo cual descartaba a esta ave por completo. ¿Qué era si no? Un mosquitero. Me atrevería a asegurar que era un mosquitero común, aunque ya se sabe que la identificación de estos pajaros es bastante complicada. Apenas tenía marcada la ceja amarillenta y sus patas eran oscuras. Además, en esta época, pueden encontrarse mosquiteros comunes en parques urbanos pasando el invierno. Normalmente, es un ave que elige las zonas boscosas y los sotos, pero en invierno, España recibe un gran contingente de mosquiteros comunes procedentes del norte, y muchos se asientan en zonas urbanas.
El de hoy, podría tratarse de un ejemplar que ha pasado el invierno en esta zona, o tratarse de un ejemplar que está en pleno movimiento migratorio haciendo escala en nuestro municipio.
Este ave es muy beneficiosa para el hombre pues en su dieta sólo entran casi exclusivamente insectos. Son además aves poco sociables, que casi siempre se encuentran en solitario.
Con este avistamiento, incluyo un ave más en la lista de aves vistas en Alcorcón. Y esta sí que podemos considerarla como una una bonita e inesperada sorpresa.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Mirlos revueltos


Con las temperaturas tan benignas que estamos disfrutando, se ha dado el pistoletazo de salida para la gran carrera de la reproducción de muchas especies. Voy a centrarme en una: El mirlo común.
Esta mañana anduve fijándome en cómo los mirlos andan revolucionados, llenando de persecuciones y algaradas los parques de Alcorcón. Con la llegada del buen tiempo, comienza el celo de ésta y otras especies, y los machos empiezan a defender su territorio. Muy pronto, realizarán la puesta, muchas veces en lugares muy accesibles tales como jardineras. Y pronto disfrutaremos de una nueva generación de este bello pájaro.
Los mirlos, son uno de los pájaros más vistosos que hay en nuestros jardines. Hace pocas décadas, apenas había mirlos en Alcorcón, pero, poco a poco, se fueron adentrando en la ciudad para quedarse definitivamente. Y no es un caso atípico. Otras muchas especies lo han hecho igualmente y lo seguirán haciendo otras nuevas. A diferencia de los mirlos que viven fuera de la ciudad, se muestran confiados ante la presencia del ser humano.
Los machos son muy vistosos, sobre todo por su pico y su circulo ocular de color anaranjado. La hembra tiene unos colores pardos más discretos. Además, posee uno de los cantos más melodiosos dentro de las aves que podemos encontrar en nuestro país. Y precisamente ahora es cuando más se les escucha, sobre todo al amanecer y al anochecer. No es raro encontrar mirlos cantando a altas horas de la madrugada.
Como anécdota, contar cómo en alguna ocasión he observado el ataque de mirlos adultos a niños que se encontraban tratando de coger a los pollos de estos que habían caído o salido del nido. Y os puedo asegurar que, a pesar de la diferencia de tamaño, no se amilanan ante un niño con tal de ayudar a sus vástagos.
No son las únicas aves que andan revolucionadas estos días en los parques de Alcorcón. Los verdecillos no paran de cantar así como los carboneros comunes. La primavera llama a la puerta.

sábado, 12 de febrero de 2011

Las primeras estivales

Aunque parezca pronto para decir que el invierno está llegando a su fin, lo cierto es que la naturaleza ya nos está dando las primeras muestras de que la primavera está muy cerca.
Todavía estamos disfrutando de la presencia de aves invernantes como los cormoranes grandes o las gaviotas sombrías, que surcan nuestros cielos y obtienen su sustento en los escasos lagos artificiales de nuestro municipio.

Pero ellas, las cigüeñas, parecen haber madrugado este año y ya se encuentran en lo alto del tejado de la iglesia de Santa María la Blanca.
Hace cosa de 3 semanas, ya vi a una de las cigüeñas cruzar la A5 en dirección a los campos que se encuentran cercanos a la finca de la Venta de la Rubia. Como he comentado en otras ocasiones, es el lugar preferido por nuestras cigüeñas para encontrar comida. El vasto territorio que dispone Alcorcón cercado entre la A5, la M-50 y la M-40 les proporciona alimento suficiente como para volver año tras año.
Han sido las primeras en llegar para pasar la primavera y parte del verano. Pero no serán las últimas. Trataré de contarlo en este blog según vayan llegando.